Hace un tiempo de perros. El clima. Nivel Avanzado. B2

Cada día hablamos del tiempo. Queremos saber que tiempo va a hacer cuando viajamos, o simplemente para saber que nos ponemos. El clima es el tema de conversación para romper el hielo (Eis brechen), cuando no sé sabe que decir, o cuando estás en un ascensor con gente extraña:
– Ojú ¡hay que ver (na so was!) que calor que hace!!!
– Uy si ¡que barbaridad!, yo no puedo dormir sin el aire acondicionado. Tengo que decir que este sería un fragmento de un diálogo en España y concretamente en Andalucía. Aquí en Múnich sería así:
– Que buen día hace hoy. Voy a ir a la piscina.
-Sí, sí aprovecha (die Zeit nutzen), porque mañana bajan (senken) las temperaturas 20 grados.
También nos acordamos del tiempo cuando nos duele algo. En este caso, son las personas mayores quienes pronostican (vorhersagen) el tiempo según el grado de dolor que siente en las articulaciones
-Me duele la rodilla. (das Knie)
-Eso es que va a llover a cantaros (in Strömen regnen)
Hoy todo el mundo pronóstica que tiempo hará en los próximos días, sobre todo en Alemania.
No hay ser humano mejor informado del tiempo que un alemán.
Cuando llegué a Munich me soprendía que por la mañana en abril la gente llevara a las 8 de la mañana zapatos de verano. Yo estaba en la vía del tren, a la intemperie (im Freien) con un „frio de que pela“. Solo estábamos a 9 grados y el cielo estaba nublado y, por supuesto, yo llevaba botas de invierno y jersey como buena sevillana friolera (sehr leicht friert). Y a las 12 del mediodía, sorpresa, la temperatura ya había aumentado a 16 grados y hacía un sol espléndido.
Sobre las tres de la tarde ya se paseaba la mayoría de los muniqueses en ropa de verano y yo asadita de calor, maldiciendo no haberme informado a tiempo. Yo no tenía tele en mi residencia de estudiantes y mi móvil no tenía incorporada la tecnología que tengo ahora, que me informa sin buscarlo. Y es que en Sevilla con 25 grados te puedes poner una chaquetita fina porque hace fresquito y aquí te la tienes que quitar.
Así fue como aprendí a no guardar (verstauen) la ropa por temporadas sino a tenerlas todas a mano (zur Hand sein) fuera la época que fuera del año. Aprendí a vestirme como una cebolla, con muchas capas para poder quitármelas según la conveniencia. Y también aprendí a que lo más oportuno era mirar siempre por la ventana antes de salir para ver que llevaba la gente, porque ellos siempre acertaban (ins Schwarz treffen).
En España tenemos muchas expresiones para hablar sobre el tiempo y a veces utilizamos expresiones metereológicas para hablar de otras cosas. Aquí os dejo unas frases interesantes. En los comentarios me podéis decir si habéis encontrado la expresión correspondiente (entsprechen) en vuestro idioma. La primera la tenéis en el título:
1. Hace un tiempo de perros.
Significa que hace muy mal tiempo.
2. Ser como un hielo.
Significa que ser una persona fría que no demuestra sus emociones.
3. Ser un sol.
Significa ser una persona maravillosa.
4. Saber a rayos.
Quiere decir que algo tiene un sabor horrible.
5. Estar en las nubes.
Significa que una persona está distraída.
6. Quedarse helado.
Significa sorprenderse negativamente por una noticia.
7. Estar por las nubes.
Significa que algo tiene un precio muy elevado.
8. Poner a alguien por las nubes.
Es hablar de alguien muy bien.
9. Después de la tormenta siempre llega la calma.
Significa que después de una discusión con una persona, después se vuelve a la normalidad.
10. Ha llovido mucho desde…
Quiere decir que ha pasado mucho tiempo.
 
Espero que te sean útiles estas expresiones y si te gustan mis artículos, suscríbete para no perderte nada.
 
Muchas gracias.

Empfohlene Artikel

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.